martes, 14 de julio de 2009

Cómo funcionan las audioentradas

Hola, quería explicarles una cosa: ya he contado sobre la opción de “Escuchar” que está arriba de la segunda columna. Se trata de una herramienta útil para aquellas personas apasionadas por la literatura y que sufren alguna discapacidad que les impida leer. Es un instrumento de ayuda directo e indirecto, ya que puede ser utilizado por aquellos que no pueden pasar mucho tiempo en Internet por algún problema de salud o puede ser gestionado por un familiar de alguien que no puede leer o utilizar la computadora. Por lo tanto, y aclarando que las entrevistas son por e-mail, no van a encontrar la voz de los entrevistados en las entradas, sino un simple programa que reproduce lo escrito con una voz computarizada.
Antes tenía la opción de “Escuchar” en todas las entradas, pero ahora he cambiado el diseño de la web, y sus códigos no me permiten que la opción Escuchar esté en cada entrada. Por lo tanto, he implementado una nueva herramienta, que cumple a la misma función pero con diferente método.
Si bien es sencillo, me gustaría aclarar cómo se hace:
Primero tenemos que seleccionar el texto que queremos leer. Puede ser toda la entrada, un párrafo o dos, mis datos personales o cualquier parte del texto que quieran.

Luego ponen en el botón de la segunda columna, que dice “Selecciona el texto y clica aquí”.



Finalmente, salta una página externa con un pequeño reproductor. Aseguren que los parlantes de su computado estén conectados y con volumen. Incluso tienen la opcion de descargar un archivo de audio con la seleccion de texto que hicieron.


Repito, es sencillo, pero me gusta explicarlo para aquellos que no sabían de lo que hablábamos en la entrada anterior, ya que el tema surgió en comentarios del blog de Moruena, con alguien que creyó que iba a escuchar la voz de la escritora, y ahí me di cuenta de que necesitaba explicar de qué iba la función.

Espero que otros blogs tomen la misma iniciativa para que las personas puedan incluirse en este medio y los discapacitados puedan ingresar finalmente a la literatura. Gracias, y espero que haya servido.

0 comentarios: